¿Todos somos bisexuales?

¿Todos somos bisexuales?

Ritch Savin-Williams, coautor de la investigación, expresó que los hombres nunca aceptarán ser bisexuales por falsas creencias de masculinidad

Si te consideras una persona completamente heterosexual, estás equivocado. Te debes estar preguntado ¿por qué? Bueno, te revelamos que un estudio reciente realizado por las universidades de Cornell y de Essex, de Estados Unidos y Reino Unido respectivamente, afirmaron que la heterosexualidad «absoluta» no existe, por lo que todos somos bisexuales.

De acuerdo a la investigación publicada, cientos de personas participaron en la investigación sin importar su orientación sexual. La prueba de basó en mostrar imágenes para determinar los estímulos visuales de quienes estuvieron en el experimento.

Los expertos decidieron analizar las reacciones de la dilatación de las pupilas porque son involuntarias, a diferencia de las reacciones en los genitales.

Quizás te interese:
Las barbas grandes vuelven locos a los hombres

Los resultados demuestran que todos somos bisexuales

Según estos datos, todas las mujeres, incluyendo a las heterosexuales, tuvieron reacciones en mayor y menor medida frente a las imágenes de mujeres desnudas. 

Por su parte, todos los hombres también presentaron reacciones cuando les proyectaron imágenes de hombres desnudos.

Además, en el estudio se detalla que «las mujeres disfrutan de una sexualidad más fluida, a diferencia de los hombres. Es decir, las féminas no tienen dificultades para expresarse de otra mujer. En cambio, un hombre heterosexual nunca aceptaría ni ‘confesaría’ sentir cierta atracción por alguien de su mismo sexo».

¿Por qué los hombres no aceptan su bisexualidad?

Ritch Savin-Williams, coautor de la investigación, expresó que los hombres no expresan su afecto por otros hombres porque siempre se les ha inculcado falsas creencias de masculinidad.

«Por ejemplo, no reconocen cuando un hombre es guapo o cuando alguien les parece agradable por miedo a ser objeto de críticas y de burlas», dijo.

Las agresiones o burlas son una herramienta sutil de control social mediante la cual se margina o castiga a determinadas personas, en este caso cuando un hombre se sale de la heterosexualidad normativa.

A pesar de que hay hombres que prefieren mantener su masculinidad; otros opinan todo lo contrario.

«Estas nuevas formas de hombría han provocado que los hombres heterosexuales busquen reafirmar su masculinidad de muchas maneras y actitudes. Esto es conocido como fragilidad masculina», destacan los especialistas.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*